Segadora de almas

Los grandes artistas la han dibujado. Han permitido que su presencia mística recorra sus endebles mentes, acariciando cada terminación nerviosa para ofrecer pistas de su inmensa gloria. Túnica negra, rostro pétreo. Guadaña. Las nuevas religiones, ahora en el epicentro de su decadencia, la han moldeado a su gusto. Redentor, omnipotente e imperturbable.

Es anterior a la antigüedad, vaga por un mundo que tan sólo representa para su ominosa sabiduría un par de avenidas mal pavimentadas. Su trabajo es constante, su ira inabarcable. Recela de todos los que la temen, pues no es sino un esclavo de un ser supremo, maligno y receloso. Nació con el origen y pagó sus deudas con el peor de los martirios, segar la vitalidad de los seres, no solo humanos y animales, también entes universales, cósmicos y opacos para una sociedad que no puede más que imaginar su abstracta existencia entre los sueños de su desesperada y corta andanza.

Implora a su creador, necesita detener la angustia que padece de forma interminable. Su diseñador le contesta una y otra vez la misma retahíla, “no puedo, hijo, pues tus pecados iniciaron una sucesión de errores que han acabado por dar forma a la peor de las especies”. Nunca más le ha hablado de forma distinta, formando así parte de su particular tormento.

Se resigna, seguirá talando vidas, las de sus preciadas criaturas, nacidas de su amor, perecerán por su culpabilidad. La curiosidad fue su perdición, la suya y la de las formas de vida de este pequeño orbe. Predestinadas en un principio para gozar inalterables y a través de los tiempos, han acabado sucumbiendo a la putrefacción de la carne; odiando y temiendo, desde lo más profundo de su ser, a la entidad que por amor les privó de la inmortalidad, castigada a cercenar su permanencia en la tierra a través de guerras, pestes y enfermedades. La Muerte la llaman. Y en cada rincón llora su macabro destino.

Anuncios

Acerca de cronicaszombi

De Gandía, valenciano. Intentando esto de ser periodista en la Universidad.
Esta entrada fue publicada en Escritos Crónicas Zombi, Literatura y textos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s