La Puerta de Damasco

Anochece en la ciudad de Jerusalén, Los mercaderes cierran sus puestos y se dirigen desordenadamente, temerosos, a sus casas. Las flechas llameantes sobrevuelan el cielgo negro, impactando en los pechos de hombres, mujeres y niños inocentes. Afuera, el ejército enemigo situa la ciudad esperando, paciente, a que sus poderosas armas consigan traspasarla. La puerta permanece en pie, inalterable ante los charcos de sangre y dolor que impregnan todas las calles de un aroma acre. Muerte líquida, cultura viva.

Anuncios

Acerca de cronicaszombi

De Gandía, valenciano. Intentando esto de ser periodista en la Universidad.
Esta entrada fue publicada en Escritos Crónicas Zombi, Literatura y textos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s