La Unión. Crónica de un encuentro.

No me entero del concierto de La Unión hasta dos semanas antes de su actuación en Gandía, primera fecha de la presentación de su nuevo disco de estudio desde “El mar de la fertilidad” en el 2002. Ya no quedan entradas. Mierda. El grupo español que más me ha marcado desde que los descubrí con once años con su glorioso disco “Tentación”, actúa en mi ciudad y voy a perdérmelo. Mis maldiciones duran poco, una suma de casualidades fascinantes hace que mi hermano Óscar sea invitado al concierto. Consciente de mi fanatismo por Rafa Sánchez y los suyos, tiene el detalle de pedir otra invitación “para su hermano”. Dicho y hecho.

Me voy a llenar el estómago con Óscar una hora antes del concierto. Me invita. Y me sabe mal, compruebo que toda la leyenda alrededor de los hermanos pequeños, malcriados y protegidos por sus respectivos mayores, se convierte en realidad, una vez más.

Entramos en la sala, nos pedimos una copa y esperamos. Creo que en ese momento me empiezo a poner nervioso. Un amigo de mi hermano que siempre acaba cantando en las bodas la introducción de “Amor Fugaz” se une a la fiesta. Bajamos y una chica muy mona ataviada de pegatinas de una marca de cerveza nos pide la entrada, en un segundo aparece el dueño del local. “Déjalos entrar, vienen conmigo”, o lo que es lo mismo, un pequeño e insignificante momento triunfal antes de verlos.

Probablemente, de entre todos los asistentes, soy el más joven. Un pipiolo rodeado de mujeres y hombres cuarentones con muchas ganas de fiesta, y en ése momento me acuerdo de los nuevos ídolos esta generación de chavales, y los maldigo. No tienen ni puta idea. Mientras recuerdo como los grandes grupos españoles de los ochenta era mucho mejores que los de ahora aparecen Rafa, Mario y Luís. Tras la ovación empiezan a tocar un tema de su nuevo disco “Big Bang”. No me lo sé aún, pero creo que me gusta. Luego, la artillería pesada. “Lobo hombre en París”, “Vivir al este del Edén” o “Ella es un volcán”. El éxtasis se apodera de la sala, son buenos y la voz de Rafa se muestra tan potente y carismática como siempre. Su labor, la de frontman de La Unión, es un trabajo duro, pero es un trabajo que hace con ganas, siempre con la sonrisa en la boca. No se detiene, es un motor propulsado, le gusta que le jaleen, se siente cómodo siendo el centro de todas las miradas, baila y baila sin cesar, de la primera a la última canción sin mostrar la más mínima desidia que muchos cantantes similares, con grandes éxitos en el pasado también, suelen exponer sobre el escenario. “Sildavia”, “Más y más”, “Falso amor” y “Sigo aquí” vamos a un ritmo endiablado, el fondo discotequero de estas canciones producen un efecto beneficioso en los asistentes, Rafa irradia felicidad y buen hacer, por un momento me creo en el concierto de The Prodigy.

Tras el bis, pedimos “Maracaibo”, tras un par de minutos de interesada espera por su parte, La Unión vuelven a salir al escenario, preparados para darnos el regalo. Rafa coge el micro y canta, pero no se oye nada. El micrófono ha dicho adiós. Los técnicos intentan arreglar, desde la mesa de audio el desbarajuste, pero nada. Se despiden acaloradamente, con cara de pedir perdón por el impedimento técnico y dan por finalizado el concierto. Sé que no es el final perfecto para una velada con su música, pero poco más se puede hacer contra la tecnología. Salgo de la sala contento, mirando las fotos que he hecho. Mi hermano y yo charlamos de lo bien que ha estado y un sentimiento de satisfacción recorre mi cuerpo, tras muchos años escuchándolos en casete, cedé y mp3, por fin los he visto. Y huelga decir que me han encantado.

Anuncios

Acerca de cronicaszombi

De Gandía, valenciano. Intentando esto de ser periodista en la Universidad.
Esta entrada fue publicada en Música y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La Unión. Crónica de un encuentro.

  1. JFN dijo:

    Estaría guay que te pusieras en contacto con ellos por su web para enviarles la crónica, igual les gusta.

  2. cronicaszombi dijo:

    ¿Sabes qué? Lo acabo de hacer. No se me había pasado por la cabeza. Ni por asomo.

    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s