Mass Effect, la ópera espacial definitiva.

(Disponible en El Metropolità 13) http://www.elmetropolita.wordpress.com

Para comprender Mass Effect es necesario entender los orígenes de la Ópera Espacial y hacer un pequeño tour a través del tiempo y del espacio. Mass Effect fue lanzado a finales del 2007 y se convirtió en uno de los juegos más importantes de los últimos años. Aunaba lo mejor de las historietas de ciencia ficción que aparecieron en las revistas Pulp norteamericanas de la primera mitad del Siglo XX como Weird Tales o Black Mask. Los cuentos que aparecían en estas revistas contarían con una narrativa vital para la concepción a posteriori de las más grandes aventuras espaciales en otros medios, tanto en el cine de los cincuenta –Killers from the Space– como en la literatura y la televisión de la época con series como Flash Gordon, Star Trek o Perdidos en el Espacio.

El uso de la técnica y los adelantos tecnológicos para esas historietas de aventuras espaciales se convirtieron en el principal sustento del género, conocedor de su dependencia ante los trucajes y efectos visuales.

Con la llegada de los videojuegos y con el fenómeno de La Guerra de las Galaxias de por medio, el núcleo de las Óperas Espaciales se trasladó a éste medio de ocio. La llegada de Mass Effect revitalizó un género que si bien no había abandonado nunca los videojuegos, si que necesitaba de un verdadero catalizador de cara a llevarlo a una gran audiencia.

Mass Effect nació y venció con una historia atrayente y emocionante y un sistema de juego adictivo, pero fue su tremendo respeto por las obras de ciencia ficción del pasado lo que acabó convirtiéndolo en un icono de la actual fantasía espacial.

Ahora nos llega Mass Effect 2, secuela directa de la que será una trilogía, con un “más es mejor” totalmente justificado. Más horas, más decisiones morales, más armas y personajes nada vacuos. Pero lo más importante de todo, la razón por la que Mass Effect es un juego especial –y espacial- sigue inalterada. Su ambientación. La creación de un mundo creado de la nada, tomando referencias de aquí y allá, fusionándolas para convertirlas en un todo único. Esa es la razón de ser de Mass Effect y su secuela, el gran nivel de inmersión que provoca al jugador ante un mundo creado desde cero, realista e imposible a la vez, extensamente documentado, con su propia historia temporal, lejos de otros productos similares que sólo intentan presentar planetas y razas sin razón de ser, inventadas en cinco minutos.

El que nos ocupa no es un juego fácil de digerir para un público generalista, se necesita de tranquilidad y de paciencia para ahondar en las escenas que cuentan con largas conversaciones, pero éste es justamente uno de los puntos fuertes del juego, involucrarnos incluso a nivel emocional, conectar con los personajes y dar rienda suelta a nuestro avatar particular.

Anuncios

Acerca de cronicaszombi

De Gandía, valenciano. Intentando esto de ser periodista en la Universidad.
Esta entrada fue publicada en Mil Juegos increibles, Textos en Prensa, Videojuegos y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s